AAPA Seaports Advisory
 

Programa de Bandera Verde de Long Beach mejora la calidad del aire durante 11 años

Print Print this Article | Send to Colleague

Las navieras que hacen escala en el Puerto de Long Beach recortaron miles de toneladas de contaminación de aire el año pasado voluntariamente participando en el Programa de Bandera Verde del puerto, el cual ofrece premios financieros a embarcaciones que reduzcan la velocidad cerca de la entrada al puerto para disminuir emisiones.

Iniciado hace 11 años como parte de la política de puerto verde de Long Beach, el programa da a los participantes una bandera verde para festejar sus logros medioambientales y reducciones en las tarifas de atraque a las líneas navieras que desaceleren a 12 nudos o menos dentro de las 20 o 40 millas náuticas del puerto. En 2015, 154 operadores de buques cumplieron con o excedieron el 90 por ciento de la tasa de participación requerida por el programa, ya sea a 20 o a 40 millas náuticas.

Desde 2005, el puerto ha trabajado para reducir las emisiones de buques, trenes, camiones, naves de puerto y equipo de patio. Como resultado, la materia particulada de diésel ha caído un 85 por ciento, los óxidos de azufre que forman el smog se redujeron un 97 por ciento, los óxidos de nitrógeno cayeron un 50 por ciento y los gases de efecto invernadero bajaron un 21 por ciento.

"Tenemos mucha ayuda para construir el puerto del futuro", dijo la Presidente de la Comisión Portuaria Lori Ann Guzmán. "El Programa de Bandera Verde es un gran ejemplo de nuestra alianza con grupos de interés para reducir nuestros impactos ambientales, a la vez que continuamos proveyendo más de 316.000 empleos en el Sur de California".

La política de puertos verdes también incluye otros programas dirigidos a reducir las emisiones de embarcaciones, incluyendo el Programa de Buques Verdes para atraer hacia Long Beach buques nuevos con motores más limpios. El puerto también insta a los operadores de embarcaciones a usar la electricidad desde tierra, lo cual reduce la contaminación del aire al permitir que las embarcaciones se conecten a electricidad desde tierra mientras estén atracados, en vez de mantener en operación las máquinas alimentadas por diésel para mover sistemas críticos.

"Nuestras iniciativas ambientales voluntarias han llevado a mejoras dramáticas en la calidad del aire", dijo el CEO del Puerto de Long Beach Jon Slangerup. "Hemos rebasado nuestras metas de aire limpio para 2014 y casi todas aquellas establecidas para 2023. Continuamos aspirando a ser el primer puerto con cero emisiones del mundo".

 

Back to AAPA Seaports Advisory

Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn